-->

¡El fracaso es tu Oportunidad para triunfar!

viernes, 4 de marzo de 2016

compartir en Facebook compartir en Google + compartir en Twitter compartir en Pinterest compartir en Linkedin
Me  imagino que alguna vez te has sentido deprimido (a) por un lugar de trabajo en donde te rechazaron, quizás por tu poca experiencia en el perfil requerido, porque saliste reprobado en la evaluación para aplicar a esa plaza o en la entrevista no te fue nada bien porque te pusiste nervioso (a) y cometiste muchos errores.

No solo hablando de empleos, también el negocio que comenzaste fue un desastre porque no hiciste un estudio de mercado preciso, te faltó más capital para continuar o cometiste el grave error de no saber administrar tus ingresos o no organizaste de manera adecuada tu tiempo dedicándolo prudentemente para tu empresa, etc.

Sin embargo, aún con todo esto, no es el momento de renunciar a tus sueños, no dejes que la caída que tuviste te paralice de por vida. No es hora de desistir, todo lo contrario, es el tiempo de regresar y con más ímpetu que antes.

Últimamente, he estado dedicando mis artículos a aquellas personas que no se rinden, que son emprendedoras, que están trabajando arduamente para alcanzar el éxito desafiando las leyes del fracaso y de lo imposible.

Este es un tema que no solo te afecta a ti, sino también a mí. Sé que este es un mensaje inspirador, un mensaje antiguo, pero que si lo aplicáramos a nuestras vidas, nos convertiríamos en esas personas que tanto anhelamos ser.

No te desanimes, no te descontroles, persigue tus sueños, tus metas y objetivos. Pero eso sí, no te olvides que ¡todas tus fuerzas, tus energías y habilidades provienen de Ese Ser Supremo: Dios! Cuando te sientas solo y abatido, sin fuerzas para continuar, aférrate a Él, búscale de corazón y pídele fortaleza en el día de tu aflicción. Tómalo en cuenta en todo lo que hagas y El hará las cosas por ti.

Como dijo el exitoso y famoso empresario que fabricó el automóvil Ford T (1903) Henry Ford: “El fracaso es una gran oportunidad para empezar de nuevo con más inteligencia”.

A continuación te presento a más personas exitosas que fallaron, pero nunca decidieron rendirse.

El fracaso ni sus debilidades les hicieron desistir de su objetivo

Winston Churchill no finalizó su “sixth grade” (Sexto Grado). Se dice que este señor no tuvo éxito en los cargos públicos que ocupó, sino todo lo contrario. Pero cuando cumplió 62 años, se convirtió en Primer Ministro Británico.

Thomas Alba Edison tuvo un profesor que le dijo que “era demasiado estúpido para aprender alguna cosa”. Más tarde se hizo famoso, entre otras cosas, por inventar la bombilla. Antes de encontrar la que realmente funcionara tuvo que hacer 1000 bombillas diferentes.

Harland David Sanders, más bien conocido como el “coronel” de KFC, no conseguía vender su pollo. Dicen los que saben que más de mil restaurantes lo rechazaron. Pero entonces uno no lo hizo, y es por eso que actualmente encontramos al coronel Sander como imagen de los KFC esparcidos por todo el mundo.

Al cineasta Steven Spielberg lo rechazaron 3 veces de la University of Southern California, donde soñaba estudiar. Buscó otro sitio para estudiar y lo acabó dejando para poder ser director.

Charlie Chaplin fue rechazado por varios ejecutivos por su particular actuación. Pensaban que era demasiado retorcido para que la gente lo entendiera. Pero entonces alguien le dio una oportunidad y acabó convirtiéndose en la primera auténtica estrella de cine estadounidense.

Marilyn Monroe obtuvo su primer contrato con Columbia Pictures y terminó pronto porque le dijeron que no era ni suficientemente bonita ni tenía el talento adecuado para ser actriz. Pero ella insistió. Hoy en día aún es considerada una de las actrices más emblemáticas de todos los tiempos.

La automotriz japonesa Toyota no contrató a Soichiro Honda en uno de sus puestos de ingeniero, dejándolo desempleado. Luego de esto empezó a hacer motos, construyó su negocio y se convirtió en multimillonario.

Walt Disney fue despedido por el director de un diario porque “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas”. Varios de sus empresas fracasaron antes del estreno de su primera película, Blancanieves.

Albert Einstein no habló hasta los 4 años y no empezó a leer hasta los 7. Sus profesores lo tachaban de “lento” y “discapacitado psíquico”. Lo que pasaba era que Einstein tenía una forma totalmente distinta de pensar. Ganó el premio Nobel de Física y será recordado por la eternidad por su teoría de la relatividad.

Isaac Newton le asignaron dirigir la granja familiar, pero fue un verdadero desastre. Lo mandaron a la Universidad de Cambridge y se convirtió en un erudito de la física. Lo recordamos porque describió la ley de la gravitación universal y estableció las bases de la mecánica clásica.

El pintor Vincent Van Gogh sólo vendió uno de sus cuadros… a un amigo. Muchas veces llegó a pasar hambre para poder crear sus cuadros (acabarían siendo unos 800). Hoy en día, su trabajo no tiene precio.

J. K. Rowling estaba desempleada, divorciada y criando su hija gracias al apoyo gubernamental mientras escribía el primer libro de Harry Potter. Ahora es internacionalmente conocida por los 7 libros que forman la saga de este personaje de ficción y es la primera persona multimillonaria gracias a la escritura.

Stephen King estaba tan frustrado con su primera novela, Carrie, que la tiró a la basura. Su esposa encontró el manuscrito y lo rescató. Hasta la fecha, sus 49 novelas han vendido más de 350 millones de copias.

Lo que resta decirte es que aprendas de tus errores para construir de manera eficiente ¡el puente entre la mediocridad y la excelencia que nos conducirá a la realización de nuestros sueños! ¡Tú decides!


video


Fuente de Referencias consultadas:
http://www.quiminet.com/


1 comentario!
Y tú, ¿qué opinas al respecto? Comenta sobre el tema!

  1. El fracaso es la senda hacia el exito.
    Las experiencias nos ayudan a triunfar.

    ResponderEliminar